Misión Perú 2016: Congreso Hacia el Amor Verdadero

Recuerdo la primera vez que viví la experiencia de servir a Dios en un retiro, y de manera particular la conversación que entonces tuve con la coordinadora del mismo: “Emma, en esto de servir, te darás cuenta que aunque uno viene como servidor, Dios no se deja ganar en generosidad, y con sus bendiciones te convierte en testigo y destinatario de su amor”.

Y con cada nuevo llamado, nuevo ministerio, nuevo apostolado… Reafirmo esas palabras y el corazón no encuentra otra cosa más que decir: “¡Gracias Señor!”

Didier y yo, hemos sido bendecidos con el regalo de anunciar el Evangelio y ver las grandes cosas que Dios está haciendo en los jóvenes, en sus vidas, y en la sociedad a través de ellos.

Recientemente acabamos de regresar del Congreso Internacional Hacia el Amor Verdadero organizado por nuestros hermanos de La Opción V, en Lima Perú. Nuestras maletas aún no han sido desempacadas, justo venimos entrando a nuestra casa, pero el gozo que traemos en el corazón es tan grande que no quisimos esperar para compartirles lo vivido.

Llegamos el pasado 15 de septiembre, dos días antes del congreso, y regresamos el 21 de septiembre (aunque estaba previsto para el 20, pero la voluntad de Dios era otra y la aerolínea nos canceló el vuelo, debido a la actividad volcánica que hubo en nuestro país en días previos)  así que tuvimos tiempo de compartir con el equipo de jóvenes voluntarios de la Opción V, visitar la Basílica y Convento de Santo Domingo, rezar frente a la tumba de San Martín de Porres y Santa Rosa de Lima (pidiendo la gracia de que intercedan por todos nosotros para que como ellos demos testimonio cristiano) y celebramos la Eucaristía en la Parroquia de Nuestra Señora de la Reconciliación todos los días que nos fue posible. Es una verdadera dicha, saber que como católicos, en cualquier parte del mundo la Eucaristía es la misma ya sea que la vivas en Perú, Costa Rica, Estados Unidos, México, Australia, Nepal, Escocia, Singapur, etc., y es el mismo Jesucristo quién está trabajando en su Iglesia en todo lugar para darnos a conocer el amor verdadero y empezar junto a ÉL una nueva vida que satisfaga los anhelos de nuestro corazón.

Los que luchamos día a día para ir contracorriente y construir ese amor sabemos la importancia que un Congreso como éste puede tener en la vida de una persona, que anhela un amor total, verdadero y para toda la vida. Y definitivamente fue un encuentro durante el cual pudimos reflexionar y crecer de la mano de excelentes conferencistas que nos brindaron a todos argumentos sólidos, y testimonios convincentes sobre lo que es amar de verdad.

Todos fuimos creados desde el amor, por amor y para el amor; y es por ello que creemos firmemente que si queremos encontrar ese amor que soñamos, si deseamos llenar ese espacio en nuestro corazón que anhela ser genuinamente amado, la única manera es acercándonos a Aquél que es Eterno y se entregó por entero a nosotros mostrándonos el camino que debemos seguir: Jesucristo.

¡Gracias Perú! ¡Ha sido una misión maravillosa!
¡Gracias a los hermanos de La Opción V que trabajaron sin descanso entre bastidores, al Padre Jurgen Daum, a los jóvenes, los conferencistas, amigos, benefactores, la hermosa familia que nos acogió y las distintas comunidades que nos acompañaron con tanto amor y oración durante estos días e hicieron posible la misión!

¡Gracias también a todos los chicos y chicas que siguen nuestro blog y que se acercaron con tanto cariño a saludarnos, de verdad que la dicha que sentimos al conocerlos fue inmensa!

Dios bendiga su tierra y su fe.

Les amamos, rezamos por ustedes y esperamos verlos de nuevo!

AMDG

– Emma & Didier

Nota: Si quisieras que visitemos tu comunidad, colegio, escuela, parroquia, grupo de jóvenes o pastoral, solamente escríbenos a emmaydidier@gmail.com o bien, mándanos un mensaje a nuestro Facebook y te contaremos cómo lo podemos lograr.

14435052_777425675732831_4287714067470175752_o
Compartiendo en el Congreso nuestro testimonio
14352550_777426512399414_7088033461483466211_o
Padre Jurgen Daum
14361213_777426885732710_8697306684923686802_o
14408733_1448193531863706_1549843101_n
Al terminar nuestro testimonio, un grupo muy especial de niñas nos regalaron un rosario
14445485_1448193571863702_1187534146_n
Parroquia Nuestra Señora de La Reconciliación